JORGE WAGENSBERG. AFORISMOS

 

Jorge Wagensberg; “A más cómo, menos por qué. 747 reflexiones con la intención de comprender los fundamental, lo natural y lo cultural” Círculo de Lectores, Barcelona, 2006

 

La formación académica y la actividad científica y profesional de Jorge Wagensberg, inspiran esta colección de aforismos en la que queda reflejada su erudición y su capacidad para la divulgación.

 

Es doctor en Física por la Universidad de Barcelona y ejerce como profesor de la misma, dirigiendo un grupo de investigación  en Biofísica. Ha publicado numerosos trabajos sobre temas tan diversos como la física, las matemáticas, la entomología, la paleontología… y, además, ha sido director de Cosmocaixa.

 

Los aforismos aventajan a las citas en algo fundamental, éstas son extraídas del conjunto de razonamientos que contiene un texto mayor que ellas mismas y corren el riesgo de ser utilizadas por el “citador” con propósitos muy diferentes a los pretendidos por el autor original; por su parte, los aforismos son en sí mismos, compactan en una oración o, a lo sumo, en una frase, el concepto todo que el autor quiere transmitir. Si, además, se construyen con una pizca de sorna, hasta de humor, resultan una agradable manera de recibir ideas o visiones peculiares de las mismas.

 

He aquí algunos de los aforismos que más me han “llegado”:

 

“El clásico alarido de terror sirve, entre otras cosas, para que el agresor se percate de lo que quizás nunca hubiera llegado a percatarse”

 

“Las nalgas son, probablemente, la solución más elegante capaz de conectar una espalda con un par de piernas”

 

“Una innovación superflua es una solución sin problema”

 

“La diferencia entre un depredador y una presa es que el primero se puede permitir un fallo”

 

“Cuando una idea no cabe en una frase es porque le falta esencia y (o) porque le sobran matices”

 

“Una verdadera respuesta es la que, verdadera o falsa, liquida la pregunta”

 

“Una mano de cuadrúpedo y una estrella de mar tienen el número cinco en común, circunstancia que no ayuda a comprender nada nuevo sobre las manos ni sobre las estrellas de mar”

 

“Contar los diez dedos de las manos señalando con el índice de una de ellas resulta muy incómodo a partir del número seis e imposible para el número diez”

 

“El infinito también tiene grados: el número de números enteros es infinito, pero el número de números reales es un infinito mayor”

 

“Uno cambia cada día que pasa, pero acaso exista una parte de uno mismo común a todos los días de vida de uno mismo”

 

“Cuando se gana espacio o tiempo casi siempre es a costa de un vecino”

 

“Estar a favor une menos que estar en contra”

 

“Hay muchas más personas en contra que a favor”

 

“Los aciertos despiertan la autoestima y adormecen la capacidad para aprender”

 

“Los errores despiertan la capacidad para aprender y adormecen la autoestima”

 

“Educar no es llenar sino encender”

 

“Hay dos maneras de acabar con la elite: matando a todos los que pertenecen a ella o apuntando en la elite a todos los que no pertenecen a ella”

 

”Síndrome espiralmente injusto en un equipo de trabajo: el que trabaja bien cada vez trabaja más, el que trabaja mal cada vez trabaja menos”

 

“Los árboles no dejan ver el bosque, de acuerdo, pero talarlos no resuelve el problema”

 

“El ser humano es individualmente inteligente y colectivamente imbécil”

 

“La nostalgia es placer de la tristeza”

 

“El enamoramiento sólo dura más de dos años si no es correspondido”

 

“Ningún amor está a salvo de ser sorprendido y desviado por un enamoramiento”

 

“En la vitrina de un gran museo de arqueología se puede ver un pedazo de cerámica con una espiral dibujada junto a una etiqueta que aclara: pieza de cerámica con espiral dibujada”

 

“Lo importante de un museo no es que la gente vaya sino que la gente vuelva”

 

“Conversación: hablar después de escuchar con alguien que escucha antes de hablar”

 

“Las notas del violín, y sólo las del violín, suenan envueltas en un raro terciopelo que ninguna tecnología ha sabido aún reproducir del todo”

 

Para cerrar, sólo un par de “peros” desde la modesta opinión del que suscribe:

 

El aforismo 482 reza: “Objetos nada sospechosos de ser parientes, como una estrella, un planeta, una burbuja, un canto rodado, una naranja, un huevo de pez o un perdigón, tienen algo en común: la esfera (comprender la forma)”

 

Pienso que todos los objetos citados son “parientes” de un modo u otro; y más una estrella y un planeta, que son casi tanto como madre e hijo. Por otra parte, supongo que citar aquí un canto rodado supone excluir todos aquellos cantos rodados que no son esféricos.

 

El aforismo 530 dice: “En la arquitectura animal no existe la línea recta excepto en un solo caso: la arquitectura humana”

 

Me viene a la mente cada una de las seis líneas rectas de una celda de un panal, compartidas cada una con una línea recta de las seis líneas rectas de cada una de las seis celdas adyacentes…

 

Baxuanball Ahjeoqoj

Anuncios

3 Responses to JORGE WAGENSBERG. AFORISMOS

  1. Anónimo says:

    Esas lineas ¿son rectas al microscopio,?

    • Supongo que “tan rectas” como cualquier recta hecha por un Humano vista “al microscopio”

      Gracias por el comentario.
      Y más por haber leído algo de lo que derrama esta mente.

  2. Adolfo says:

    A propósito de tu apreciación sobre el aforismo 530. Me vienen a la mente otros ejemplos: El insecto palo, con todas sus patas y antenas bien rectas, o, en la línea del panal de abejas,la arquitectura de una tela de araña. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: