RABIA

 

Me siento frustrado, abandonado, desengañado. Y fracasado. Lo único común a mis relaciones sentimentales he sido yo mismo. Es imposible no sentir que yo he de tener, si no toda, parte de la responsabilidad de los fracasos.

 

Pero también me siento irritado e impotente, por no poder descargar la furia que rumio en mi interior en un enemigo material.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: