ABREFÁCILES, PLÁSTICOS Y OTROS EMBALAJES


¿Abrefácil?
Se supone que la definicón más correcta de ello (¡oye!) sería: dícese del dispositivo o ingenio mecánico que permite la apertura de un embalaje sin el empleo de la fuerza ni de ningún objeto diferente a las propias manos.
¿o no?

Pues no.
La cruda realidad del consumidor de a pie demuestra que la definición debería ser: dícese del dispositivo o ingenio mecánico proclamado con grandes caracteres impresos en un embalaje o envoltorio que mantiene entretenido al consumidor intentando abrir el mencionado envoltorio o embalaje hasta que, harto de hacer vanos esfuerzos, adornados con las correspondientes muecas, recurre a unas tijeras, abrelatas, etc.para lograr acceso al producto "encerrado".

¡Por favor, señores fabricantes, ahórrense los gastos adicionales en el proceso de producción! (gastos que, por supuesto, pagamos los consumidores)
¡Esa tira "colorá" para abrir el paquete de galletas que es imposible pillar o se rompe antes de completar su misión!
¡Esa solapilla de la esquina del paquete de jamón que se queda en tu mano después de mil intentos de encontrarla!
¡Esa anilla de la tapa de la lata que chasca! ¡O esa tapa metálica que no cede hasta que desparramas todo en la mesa o en tu ropa!
¡Vivan las tijeras y los cuchillos para rasgar! ¡Fuerza bruta para arrancar!
¡A por el chorizo vía tijeretazo!

¿Y el plástico en general?
Ahora resulta que es "caca"
Alguna cadena de grandes superficies y supermercados, ha decidido hacer un alarde de compromiso medioambiental y ha eliminado el suministro de bolsas de plástico gratuitas para que sus clientes puede llevar su compra a casa. Así pues, o llevas tu propia bolsa o pagas por unas ecológicas bolsas biodegradables. Eso sí, tú pagas por la bolsa y vas por la calle haciendo publicidad gratuita del supermercado, cuyo logo y "compromiso medioambiental" pregona la propia bolsa. Y, ¡ojo!, tú no puedes llevar tu compra en las bolsas del pestilente plástico de antes; pero si haces eso que llaman "pedido" y es el personal del supermercado el encargado de embalar tu compra… adivina… ¿qué usa?… pues bolsas de plástico de las de siempre, que te deja en casa para que tú te ocupes de eliminar la "caca".
Pero la cosa es peor. ¿Por qué siguen utilizándose envoltorios de plástico-"caca" para todos los productos? ¿El envoltorio del queso en lonchas es biodegradable? ¿Y la bolsa de las compresas o del papel higiénico?

¿Te dáh cuén?
¡Qué duro es ser consumidor!
¿O no es duro luchar desde la posición de consumidor por la preservación del medio ambiente?
Separar para reciclar… ¡A separar!. Vuelves de la compra (sin bolsas-"caca") y en un primer embite, el de colocar "la compra", empiezas a quitar embalajes, llenas una de las bolsas amarillas y tercias una de las que tienes reservadas para el papel y el cartón (a veces parece que la mitad del volumen de lo comprado se va en embalajes), bajas la bolsa amarilla y la dejas en el cubo amarillo, ese en el que otro vecino despreocupado echa su bolsa con todos los residuos mezclados y que luego los que recogen la basura echan en el mismo depósito del camión al que va todo…
¿Se preocupan las empresas que producen todo eso que nos venden en toneladas de embalajes en la misma proporción que debemos preocuparnos los consumidores?

Algunos "abrefáciles"

Y los auténticos "abrefáciles"

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: