MIERDA CÓSMICA (CON PERDÓN)

 
Efectivamente, como ya he dicho en otras ocasiones, creo que la mejor definición comparativa de nuestra realidad como seres es que somos una auténtica "mierda" cósmica.
 
Los seres humanos nos contamos por miles de millones de individuos que ocupamos sólo una pequeña parte del planeta que llamamos Tierra (planeta que, visto desde el espacio, sería más justo llamar Mar…), un planeta que nos parece inmenso.
 
Llevamos generaciones mirando al cielo, observando los puntos luminosos que adornan nuestras noches, viendo en ellos figuras, creyendo en su influencia sobre nuestras vidas.
 
… Y hace aproximadamente 300 años (¡sólo 300 años!, frente a los 4.500.000.000 de años del planeta o los 100.000 que se atribuyen a la especie Homo Sapiens Sapiens) unos cuantos héroes del conocimiento comenzaron a ver de un modo distinto la supuesta verdad vigente (salvadas sean las precursoras pinceladas de sumerios, egipcios, griegos, chinos, mayas o aztecas)
 
Hoy disponemos de tecnologías inimaginables para aquellos héroes. El telescopio de Galileo no es para la tecnología de hoy más que unos prismáticos de juguete. Disponemos de telescopios terrestres ópticos que superan en miles su capacidad; pero además tenemos radiotelescopios que nos permiten obsevar el universo a nuestro alcance en longitudes de onda que se escapan a la percepción del ojo humano (rayos X, gamma, ultravioleta, infrarrojo…), tanto en superficie como orbitando el planeta, y sistemas de procesamiento de las señales recibidas que facilitan su interpretación y la obtención de datos inimaginables hace relativamente pocos años.
 
Gracias a todo ello, nuestro conocimiento del universo se ha multiplado de modo exponencial con respecto a la época de Copérnico, Kepler, Galileo, Giordano Bruno, Tycho Brahe, etc. Por entonces empezaba a consolidarse la idea de que La Tierra no era el centro del Universo sino un planeta más que viajaba alrededor del Sol. Según la teoría aceptada por la Iglesia y vigente durante toda la Edad Media, la teoría ptolemaica, había siete planetas: Sol, Luna, Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno (o sea, los siete que daban nombre a los días de la semana) Pasamos a ser un planeta con un satélite, compañero de otros cinco planetas orbitando al Sol. Hoy, conocemos la existencia de miles de objetos que forman la familia solar. Los descubrimientos recientes de objetos más allá de Plutón, con tamaños superiores a éste, terminó llevando a la Unión Astronómica Internacional a redefinir (2006) el concepto de planeta, lo que terminó haciendo que Plutón dejara de ser considerado como tal. Hoy la familia solar la componen ocho planetas (Mercurio, Venus, La Tierra, Marte, Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno) seis planetas enanos o plutoides (Plutón, antes planeta, Eris, Makemake, Haumea, Sedna y Ceres, éste, antes, el más grande de los asteroides; los demás, objetos transneptunianos), decenas de satélites de los anteriores (uno de La Tierra, la Luna; dos de Marte, más de sesenta de Júpiter y Saturno, 27 de Urano, 13 de Neptuno, 3 de Plutón, 2 de Haumea, 1 de Eris), más de 40.000 asteroides de diferentes tamaños (algunos también con satélites), un número cada vez mayor de objetos transneptunianos, ya del llamado Cinturón de Kuiper o de la Nube de Oort, e infinidad de cometas y otros objetos menores orbitando por doquier.
 
En toda esta familia, La Tierra es el quinto planeta por su tamaño después de Júpiter (más de 11 veces mayor), Saturno (más de 9 veces), Urano y Neptuno (casi 4 veces). El Sol es más de 100 veces mayor que La Tierra… pero el Sol es minúsculo comparado con algunas de las estrellas cuyo tamaño podemos calcular.
 
En Wikipedia se encuentra una imagen que nos sirve para confirmar lo señalado en el título de un modo lapidario. Se trata de una imagen de gran calidad creada por Dave Jarvis y con licencia CC (Creative Commons Attribution 3.0 Unported), en ella se compara el tamaño de diversos objetos, empezando por los planetas del Sistema Solar y siguiendo con el Sol y otras estrellas. Verla en el formato de máxima resolución (pesa más de un giga) impresiona.
 

Dave Jarvis
 

One Response to MIERDA CÓSMICA (CON PERDÓN)

  1. Maria Victoria dice:

    Efectivamente impresiona. Ahora no se si cantar "quisiera ser tan alta como la luna" o mejor tan grande como……..¿cual?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: