MÁS SOBRE HAITÍ Y MÁS

 
¿Qué decía?
¡Cómo vende la desgracia de los demás!
… pero la desgracia selectiva, en función de los intereses periodísticos coyunturales… lo que más vende ahora hay que explotarlo hasta la hez.
Mañana los "escribidores" y "voceadores" que hoy emocionan a las masas con lacerantes historias a pie de ruina estarán sacando la entraña a una nueva desgracia en otro rincón del mundo. Haití se habrá olvidado igual que hoy Haiti (el Haiti de los telediarios) eclipsa otras realidades tan dramáticas o más; algunas fueron primera plana hace poco y los "medios" pasan ya de ellas, otras nunca han merecido demasiada atención, salvo que hayan sido útiles al "relleno" de un programa de "denuncia"…
 
Hoy, desde esta humilde tribuna quiero rendir un tributo desinteresado a las víctimas del terremoto de Haiti. Sí, a los muertos y a los que quedan llorándoles y sufriendo exponenciadas las privaciones que ya padecían antes. Pero también a los olvidados ahora por los periodistas que nos venden la carnaza de la desesperación. Yo, además, seguiré confiando en organizaciones como Médicos Sin Fronteras, a quienes hago una necesariamente modesta contribución mensual… ellos van y se quedan hasta que pueden transferir sus programas de ayuda a instituciones gubernamentales competentes y se juegan el cuello por llevar a los que lo necesitan ayuda sanitaria… ¿Por qué no lo hacen los gobiernos a los que pagamos los impuestos?
 
Un recuerdo emocionado para los haitianos, no solo por lo que padecen ahora sino también por lo de antes:
 
La página web de Médicos Sin Fronteras decía antes del terremoto:
 

"Amplios sectores de la población de Haití, especialmente en la capital, Puerto Príncipe, viven en precarias condiciones a causa de la pobreza, el abandono, la violencia urbana y la falta de acceso a la atención sanitaria. Según un estudio realizado por MSF entre enero de 2006 y julio de 2007, casi una de cada cuatro muertes en el suburbio de Martissant estaban relacionadas con la violencia.

 La tasa de mortalidad materna en Haití es de las más altas del hemisferio oeste (unas 630 mujeres por cada 100.000 nacimientos), principalmente debido a la eclampsia. La inseguridad de los suburbios urbanos limita el acceso de muchas mujeres a la atención sanitaria; la violencia física y sexual, la extorsión y el crimen en general son una gran amenaza".

Y también quiero recordar que

 

– En GUATEMALA la pobreza se ceba en la zonas rurales y las comunidades indígenas. Las tasas de mortalidad infantil y desnutrición son las más altas de la región y la esperanza de vida la más baja, en un país asolado por el crimen organizado y la violencia callejera.

– EN BANGLA DESH, en noviembre de 2007, un potente ciclón arrasó el país. El ciclón Sidr acabó con la vida de más de 3.000 personas y dejó a cientos de miles sin hogar. Entre julio y agosto del mismo año, aumentaron los casos de diarrea tras unas fuertes inundaciones.

– También en BANGLA DESH, La población de la etnia rohingya ha estado cruzando la frontera entre Myanmar y Bangladesh durante décadas. Los rohingya son una minoría musulmana asentada en Myanmar, país que no les reconoce como ciudadanos y donde son sometidos a trabajos forzados, les incautan las tierras y sufren restricciones de movimientos y de matrimonio.

– En la INDIA, en el centro del país, el conflicto entre los naxalitas (rebeldes maoístas locales) y el Gobierno provocó el desplazamiento de decenas de miles de personas. Se calcula que unas 56.000 quedaron atrapadas por los enfrentamientos y fueron obligadas a trasladarse a los campos gubernamentales de Chatisgar. Otros miles se esconden en los bosques del sur del estado, en zonas bajo control naxalita, o se encuentran en asentamientos de desplazados al otro lado de la frontera, en Andhra Pradesh.

– En muchos países, especialmente africanos, existen millones de afectados, de un modo u otro, por el SIDA, algo que hace unos años reventó las ´páginas de los periódicos y se encumbró con testimonios de famosos. Hoy, organizaciones como MSF se pelean con los gobiernos y las empresas farmacéuticas para que los medios sanitarios disponibles lleguen sin el exceso de lucro pretendido a los afectados.

– En INDONESIA, el tsunami de 2004 arrasó con vidas y bienes. Sus consecuencias aún persisten de alguna forma en diversas zonas; pero, además, Indonesia se encuentra en una situación geográfica que la hace especialmente propensa a desastres naturales como terremotos, erupciones volcánicas, inundaciones, etc. En 2007 hubo inundaciones en Yakarta y varios terremotos en el oeste de Sumatra.

– En MYANMAR, la población está sometida a un sufrimiento a menudo oculto. Controlado por un régimen militar desde 1962 y en gran medida aislado del resto del mundo, en este país la represión y los conflictos de baja intensidad afectan a la salud y el bienestar de su gente. Las minorías étnicas, en su mayoría desplazadas en regiones fronterizas, son muy vulnerables. Los suministros médicos son insuficientes, un 80% de la población vive en zonas endémicas de malaria y miles de enfermos de tuberculosis y VIH/SIDA están sin tratamiento.

– PAPÚA – NUEVA GUINEA, consiguió la independencia hace sólo 30 años, está habitada por cientos de tribus que hablan más de 860 lenguas y que todavía no se acostumbran a la idea de ser una nación con un Gobierno central. Gran parte de la población (unos seis millones de personas) vive en zonas rurales y a menudo remotas de la isla. Papúa Nueva Guinea tiene algunos de los peores indicadores de salud de la región del Pacífico. Las tasas de mortalidad materno-infantil son altas y enfermedades tratables como la malaria, la neumonía y la tuberculosis son muy habituales. Con una prevalencia total estimada del 2% entre la población adulta –incluso mayor en algunas comunidades–, el VIH/SIDA se ha convertido en un problema de salud importante en el país. La violencia causa un daño considerable en todos los estratos sociales, con niveles extremos de violencia sexual y física contra mujeres y niños (especialmente niñas). Actualmente, los servicios públicos de salud no pueden responder a las grandes necesidades existentes.

– En CHAD, en los últimos años, se sufre una crisis humanitaria que ha afectado a toda la población residente, refugiada y desplazada. Más de 240.000 refugiados procedentes de Darfur dependen por completo de la ayuda internacional. En el este de Chad, el aumento de la violencia ha conducido a desplazamientos masivos de población. A finales de año 2007, más de 180.000 chadianos vivían en campos de desplazados internos. Las críticas condiciones de vida de esta población desembocaron en una situación de emergencia médica y de saneamiento, con altos índices de desnutrición y brotes de diarreas hemorrágicas durante el primer semestre de 2007. 

 – En la REPÚBLICA CENTROAFRICANA, desde finales de 2005, los combates entre fuerzas gubernamentales y grupos rebeldes en el noreste y noroeste del país han causado desplazamientos masivos de población. Muchos aldeas han sido saqueadas o incendiadas, obligando a huir a sus habitantes. La mayor parte se han refugiado en los bosques, a menudo a pocos kilómetros de sus hogares destruidos. Los desplazados se encuentran dispersos en pequeños grupos en lugar de asentarse en campos, con la excepción reciente de Kabo. Algunos han tenido que huir repetidamente tras sucesivos ataques de distintos grupos armados. A pesar del incremento de la ayuda internacional en 2007, muchas personas siguen viviendo en refugios improvisados, a merced de los elementos y con el constante temor de nuevos ataques. No tienen mantas ni mosquiteras, carecen de acceso a atención sanitaria o agua potable y tienen grandes dificultades para encontrar alimentos. Son especialmente vulnerables a la malaria y a infecciones respiratorias e intestinales.

SUDÁN es un país devastado por más de 20 años de guerra, que apenas cuenta con estructuras sanitarias y en el que las enfermedades mortales y los brotes de cólera y meningitis son habituales. A principios de 2007, la meningitis se extendió por el sur de Sudán. Entre enero y abril, el Ministerio de Salud reportó 11.447 presuntos casos y 632 muertes en nueve de los 10 estados del sur.

ZIMBABWE. Según la ONU, tres millones de refugiados por motivos económicos  han huido de Zimbabue, un país marcado por un desempleo del 80%,  una inflación galopante, escasez de divisas, inseguridad alimentaria y un sistema de salud al borde del derrumbe. Además de la crisis del VIH/sida, ha crecido la incidencia de enfermedades epidémicas como el cólera.  

– En IRAK, la brecha entre las necesidades médicas urgentes y la capacidad de las infraestructuras sanitarias de Irak ha aumentado. La violencia sectaria provoca heridas graves que requieren atención médica inmediata, pero los recursos humanos y materiales son limitados en muchas zonas. La economía se ha derrumbado y casi el 50% de los médicos iraquíes han huido del país. El elevado nivel de inseguridad dificulta  el acceso directo a las víctimas civiles. Los movimientos son peligrosos y la población no puede acceder a los servicios médicos, o bien recibe una atención insuficiente que puede ocasionar serias complicaciones. Los problemas de seguridad hacen de Irak un lugar sumamente peligroso para las intervenciones humanitarias independientes.

Y esto es sólo una pequeña muestra de la realidad

 

(La información ha sido obtenida fundamentalmente de la página web de Médicos Sin Fronteras)

 

 
Anuncios

One Response to MÁS SOBRE HAITÍ Y MÁS

  1. Pingback: OTRA VEZ HAITÍ « ¿COGITO, ERGO SUM?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: