PARIENTES MUY CERCANOS

 

En el número de febrero de la revista National Geographic España se publica el artículo titulado "La verdad sobre los chimpancés", firmado por Joshua Foer y con fotografías de Ian Nichols. Nos traslada las experiencias de Dave Morgan y Crickette Sanz, una pareja de investigadores que llevan años estudiando a los chimpancés del Parque Nacional de Nouabale-Ndoki, al norte de la República del Congo. Su campamento base se encuentra en el llamado Triángulo Goualougo, un espacio de unos 380 Km2 en el que el bosque se mantiene aún intacto.

 

No resulta sorprendente una de las conclusiones expuestas: los chimpancés de Goualougo se acercan con curiosidad y sin temor a los humanos, mientras que los chimpancés de otras zonas próximas, que ya han tenido algún que otro "agradable" encuentro con madereros y cazadores, desaparecen literalmente en cuando "huelen" a distancia el tufillo de los bípedos con ropa. Pero llama la atención la descripción de alguno de los encuentros en los que cabría preguntarse quién es el observado y quién el observador.

 

Tampoco es nueva la constatación del uso de "herramientas" por parte de los chimpancés. En este caso, se trata especialmente del empleo de ramas  para "atrapar" termitas; llama la atención el hecho de que no se limiten a coger una rama cualquiera sino que las escojan en función del tamaño y grosor, las limpien e incluso que "despeluchen" el extremo para así mejorar las posibilidades de atrapar un mayor número de termitas.

 

Los chimpancés y los seres humanos tenemos un genoma coincidente en un 95 %. Hace unos 6 millones de años una especie única se separó en dos líneas evolutivas: una la de los chimpancés (hoy separados en dos especies: Pan troglodytes o chimpancé común y Pan paniscus o chimpancés pigmeo o bonobo), otra la que dio lugar al Hombre. La evolución es un hecho; el motor que la mueve es discutible; pero parece que las condiciones ambientales tienen su importancia (¿o no?)  Los chimpancés llevan seis millones de años adaptados a la vida en el bosque pluvioso carcterístico del clima ecuatorial; el cambio de condiciones en las áreas de transición a la sabana fueron posiblemente las que aceleraron la evolución de las especies que fueron dando lugar al Homo sapiens sapiens (menuda falta de modestia al denominarnos "científicamente"), posibilitaron el éxito del bipedismo y apretaron las neuronas para obtener recursos de la escasez (¡bueno, claro que no pudo ser tan simple!)… lo cierto es que hemos vuelto a la selva para cargarnos los árboles que fueron nuestra casa como hoy lo son de los chimpancés.

 

El triángulo Goualougo, entre los ríos Goualougo y Ndoki se mantiene por el momento libre de las actividades de explotación maderera que afectan a los espacios de densa vegetación del África ecuatorial… dicen que hay empresas que realizan una explotación "responsable" de los recursos… (¡más madera, que es la guerra!) …pues, vale.

 

La imagen ha sido "bajada" de la página de National Geographic España

One Response to PARIENTES MUY CERCANOS

  1. Rosa Mª dice:

    ¡Que listos son nuestros parientes!Me encanta leer tus entradas.Muchas gracias por tu comentario.Un beso y disfruta el fin de semana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: