DESESPERANZA

 

“Bajo el capitalismo el hombre explota al hombre. Bajo el comunismo, es justo lo contrario”

(John Kenneth Galbraith)

Hay una intrínseca perversión en un sistema en el que el sudor, los callos en las manos y las lesiones producidas por el esfuerzo en el trabajo están infinitamente peor pagadas que la habilidad para saber cuándo comprar o cuándo vender unas participaciones de papel en sociedades de papel.

Derribar ese sistema es una utopía irrealizable. Hubo un tiempo de esperanza que se pudrió según nació y dio lugar al reparto de la podredumbre y a la generación de nuevos privilegiados. Tal vez si el derribo se produjera de modo simultáneo a nivel mundial la utopía anidaría en la realidad, se podría acabar con el injusto reparto de la riqueza y con las supersticiones generadas por la incultura… ¿o sería la vía para la aparición de nuevos privilegiados mundiales y el reparto de podredumbre a nivel universal?

Casi mejor, ¡que paren el mundo, que me apeo!

Un pobre de pedir pensando qué comprar

Multimillonarios solazándose

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: