ESCÉPTICOS

Euskal Telebista (etb, la televisión pública vasca) ha iniciado la emisión de una serie de divulgación que lleva por título Escépticos (accesible desde la página web de la emisora y desde numerosos blogs).

He visto el primero de sus capítulos. El título nos aproxima al contenido: ¿Fuimos a la Luna?

Se trata de analizar la teoría conspirativa según la cual Neil Armstrong fue en realidad el protagonista de una especie de show televisivo montado por la NASA en el que tanto él como los restantes 11 astronautas que pasearon a pie y en “róver” por la superficie lunar sólo fueron actores en una cuidada producción. Luis Alfonso Gámez, presentador del programa creado por Jose A. Pérez, nos acerca a la exitosa teoría que ha hecho que una gran mayoría de ciudadanos de a pie se haya agarrado a la idea de que el ser humano nunca llegó a la Luna y que los yanquis nos engañaron como a bobos.

Llama la atención, no ya que gente entrevistada en la calle o chavales de instituto, en pleno proceso madurativo, digan que no “creen” que el hombre llegara a la Luna, sino que de un grupo de universitarios que aspiran a científicos  no haya uno sólo que alce la mano al solicitárselo a quien esté seguro de la llegada humana a la Luna…

El capítulo pone en “evidencia con evidencias” los principales argumentos esgrimidos por los defensores de la teoría negacionista lunar. Así, se desmonta el asunto de la ausencia de estrellas en las fotografías de la epopeya (evidencia según los conspiracionistas de que se había grabado en un estudio)… por poca o casi nula atmósfera que tenga la Luna, que, a simple vista permitirá observar el cielo más estrellado que seamos capaces de imaginar los que permanecemos atados al suelo de la Tierra, no pueden sensibilizar la película fotográfica si debemos cerrar el obturador y minimizar el tiempo de exposición para evitar que la potentísima luz reflejada por el suelo lunar y los trajes de los astronautas saturen la emulsión y al revelar obtengamos sólo un manchón blanco… ni siquiera la mejor fotografía digital actual permitiría hacerlo. Igualmente se desmonta con experimentos de andar por casa cómo es perfectamente coherente la variabilidad en la direción de las sombras en función de su posición… y se nos da para finalizar la que posiblemente sea la razón de más peso: si en 1969 llegar a la Luna era el objetivo estrella de la carrera espacial, en la que la Unión Soviética llevaba considerable ventaja sobre Estados Unidos, el régimen soviético no habría permitido ningún tipo de fraude, no se habría conformado sin más ante la mínima sospecha…. porque quien llegara primero a la Luna ganaría la carrera…

Es evidente que a la masa aborregada por los culebrones y que consume la bazofia de noticias superficiales de los telediarios/noticiarios obsesionados por la audiencia más que por la verdad, o que navega en la red devorando todo lo que suena a conspiración-magia-ovni-birlibirloque, le llena más la teoría negacionista que la verdad. Ningún científico ha puesto en duda la llegada a la Luna; hay evidencias contrastables, pruebas palpables y cientos de testigos y personal implicado en el proyecto… ¡y ninguno ha dicho nada sobre una posible falsificación!.  Pero, claro, el asunto termina convirtiéndose en una especie de cuestión de fe, de ahí que se utilice el verbo “creer”… La llegada del ser humano a la Luna no es algo que se deba o pueda creer o no creer; puestos a esas podríamos dudar de la esfericidad de la Tierra: yo no he viajado en una lanzadera, en una soyuz o en una shenzhou para ver la Tierra desde fuera; pero es tan abrumadora la evidencia que no es cuestión de que “crea” que estoy en una esfera: sé que es así.

¡Y tiene narices que quienes dicen no creer en el holocausto o en la llegada a la Luna, sí crean en los ovnis o en la eficacia de las llamadas medicinas alternativas! (bueno, más que narices tiene…)

Lo lamentable de todo esto es que en 2011 haya que dedicar tiempo a demostrar lo falso de los argumentos que intentan desmontar una verdad.

Y es que lo de las teorías negacionistas es para echarse a reír si no fuera por lo trascendente y dramático de algunos de los asuntos que se intentan desmontar, como el holocausto nazi o el SIDA.

 

Estuvieron en la Luna (1969-1972):

Neil Aldrin Armstrong

Edwin Eugene “Buzz” Aldrin

Charles “Pete” Conrad Jr.

Alan LaVern Bean

Alan Bartlett “Al” Shepard Jr.

Edgar Dean “Ed” Mitchell

David Randolph Scott

James Benson “Jim” Irwin

John Watts Young

Charles Moss “Chuck” Duke Jr.

Eugene Andreww “Gene” Cernan

Harrison Hagan “Jack” Schmitt

 

Para ver el capítulo:

http://www.eitb.com/videos/television/escepticos/detalle/574074/escepticos-se-llego-luna/

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: