PASADOS POR AGUA

Pues resulta que ha pasado la denominada Semana Santa. Buena parte de la programación de procesiones se ha ido al garete por algo tan propio del mes de Abril como las aguas mil. Algunos pasos se han remojado; otros han permanecido en los hangares y los/las meapilas de turno han soltado alguna que otra lágrima para acompañar a las gotas de lluvia mientras los medios les entrevistaban.

Será que Dios está un poco hasta las narices de tanta chorrada de festivaleo procesional y viene diciendo ¡Vale ya, de tanta hipocresía, de tanta joya y tanto pan de oro; de tanta tela morada y tanto cirio! Porque, vamos a ver, si hace unas semanas la ira bíblica castigó a los japoneses, debe ser que ahora estas aguas las han debido de traer los lodos de la miseria de curas pederastas, bancos vaticanos, irresponsable filosofía sobre la prevención del SIDA, etc, etc. ¿O vale lo de la voluntad divina cuando conviene y cuando no, son los factores concurrentes en la dinámica atmosférica?

Siempre me gustó la lluvia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: