SARAMAGO BLOGUERO

Alfaguara ha plubicado El Último Cuaderno, de José Saramago. Con prólogo de Humberto Ecco e Introducción de Pilar del Río, su esposa, reúne el conjunto de entradas publicadas por el autor portugués en el blog que a petición de sus allegados alimentó entre marzo de 2009 y junio de 2010. La última, escueta y contundente de dichas entradas la dictó dieciséis días antes de su muerte.

Su fino ingenio, su atinada elección de las palabras, su mordacidad, su sarcasmo, tildan temas variopintos de la actualidad, acotan reflexiones de matices variados, siempre tan próximas a la íntima realidad del ser, y sientan cátedra en la definición, la descripción y la respuesta.

Basten unos cuantos ejemplos:

Sobre la cuesión relativa a la unidad ibérica, a colación de una noticia sobre el elevado número de portugueses decididos a aprender español, desde su perspectiva portuguesa, escribía el 24 de marzo de 2009:

“De acuerdo que algo viene, y es la necesidad de aproximación de los pueblos de la península, este de aquí y los otros de allá. La Historia, cuando quiere, empuja mucho.”

Su “aquí” es Portugal y su “allá” es España. La Historia es una sucesión de accidentes provocados las más de las veces por los caprichos descerebrados de los descerebrados que detentaron en cada momento el poder. El sino “geo-socio-eco-cultural-político” de las tierras al sur de los Pirineos e islas adyacentes era ser UN algo; las circunstancias de la Historia han querido que la Hispania de antaño esté dividida en dos Estados demasiado separados aunque compartan hasta las aguas de buena parte de sus ríos; uno conservando el nombre del conjunto y a su vez un conjunto de realidades (que Saramago advierte en su “los otros de allá”), y otro pequeño en tamaño pero de espíritu grandioso y de Historia brillante. Pensar sólo un poco, conociendo la Historia, la de verdad, no la del consumo periodístico, no la de los artificios nacionalistas (sean disgregadores o cuasi imperialistas), haría a cualquiera coincidir con Saramago; pero si los ciudadanos cispirenaicos no lo evitamos, los políticos se empeñarán en impedir que la razón comience algún día a dictar esa Historia. Unirse bajo alguna fórmula federativa podría no ser otra cosa que enderezar definitivamente el rumbo de Europa hacia su auténtica unión y no a la de los intereses económicos.

Sobre la memoria y los recuerdos, escribía el 28 de abril de 2009:

“Somos la memoria que tenemos, sin memoria no sabríamos quiénes somos”

Vivir, se vive el presente; pero no podemos vivirlo sin la certeza de, al menos, nuestra propia identidad; y ésta es esencialmente la acumulación de experiencias… el dolor de las pasadas nos alertan ante los peligros de las eventualidades futuras… (¡y al final caemos en los mismos errores que nos llevaron a aquellos dolores!)

Casi en la misma línea, refiriéndose a los “mayores”, y más en concreto a su vida pasada, decía el 22 de mayo de 2009:

“La vida tenía una cosa mala: era dura. Y tenía una cosa buena: era sencilla”

¿Quién soy yo para apostillar tan precisa y lapidaria asociación de palabras?

El 10 de mayo de 2009 escribía en relación con las peticiones de ciertos periodistas para que recomendara lecturas para el verano. Después de precisar, con ese fino sarcasmo que le caracterizaba, que había intentado siempre evitar dar respuesta por considerar que la lectura es “una actividad suficientemente importante para que nos ocupe todo el año”, reproducía en el blog una relación de autores que incluyó en Cuadernos de Lanzarote, en cada caso con una breve pero concentrada razón, a la que llama “familia de espíritu”, de la que entresaco algunos de sus “familiares”:

– “Camoes porque (…) todos los caminos portugueses nos llevan a él”

– “Cervantes, porque sin el autor del Quijote la Península Ibérica sería una casa sin tejado”

– “Montaigne, porque no necesitó de Freud para saber quién era”

– “Voltaire, porque perdió las ilusiones sobre la humanidad y sobrevivió al disgusto”

– “Kafka, porque demostró que el hombre es un coleóptero”

Consecuencia de un artículo de la escritora colombiana Laura Restrepo, publicado en El País Semanal, sobre la situación que se vivía en Yemen en el verano de 2009, con la llegada de fugitivos somalíes, reflexiona sobre la frialdad con la que nos hemos acostumbrado a escuchar y ver las noticias sobre las desgracias que zahieren a tantos seres humanos en el mundo, y nos dice:

Detrás de cada palabra escrita por Laura hay lágrimas, gemidos y gritos que serían capaces de quitarnos el sueño si nuestra flexible conciencia no se hubiese acomodado a la idea de que el mundo va por donde quieren los que lo dominan y que nosotros ya tenemos suficiente con cultivar nuestro patio lo mejor que sepamos, sin tener que preocuparnos de lo que pasa al otro lado del muro.”

Y un día después, el 11 de agosto de 2009, insistía sobre las desgracias de la vida de los pueblos africanos. Siendo África el escenario donde surgió la humanidad, nos dice que “no era ciertamente el paraíso terrenal cuando los primeros “descubridores” europeos desembarcaron, pero con la llegada del hombre blanco se abrieron de par en par, para los negros, las puertas del infierno”

Amén.

Este humilde bloguero no pretende, consciente de su incapacidad para ello, ni acercarse al rigor expresivo y la lucidez dialéctica de Saramago. Me permito traerlo hasta aquí con un respeto casi religioso por su admirada figura y mi última intención es acotar nada de lo que él escribió como tal vez pueda parecer al haber incluido mis propias opiniones a raíz del ramillete de fragmentos volcados. Y digo bien ramillete porque es una exigua muestra de un conjunto cargado de ideas que en su mayoría comparto; aunque no sea capaz de expresarlas del mismo modo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: