OBVIEDADES (I). VOTAR O ABSTENERSE

OBVIO

En un sistema democrático, el único voto con nombre y apellidos es la abstención.

La necesidad, por parte de los responsables de las mesas electorales, de controlar el proceso para evitar que una persona vote dos veces, les lleva a marcar o tachar en las listas censales a los que sucesivamente van ejerciendo su derecho, lo cual, OBVIAMENTE, deja sin marcar a aquellos que NO VAN A VOTAR. Los “tachados” pueden haberse decidido por cualquiera de las opciones, incluso pueden haber votado en blanco o haber incluido un voto nulo… pero  el que no vota queda claramente identificado. Las razones pueden ser mil: olvido, vagancia, desidia, desencanto, hartanza o, incluso, una opción concreta y “activa”. En algunos países votar es obligatorio y no hacerlo sin justificación comporta sanción.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: