ESCLAVOS DEL CALENDARIO

El tiempo es una entelequia inventada por el ser humano. Sólo existe el presente. El pasado lo inventamos para clasificar nuestros recuerdos de presentes perdidos y el futuro no es más que el cajón en el que almacenamos nuestros afanes y nuestros temores de presentes por venir.

Encasillamos los presentes pasados y los presentes futuros midiendo con la vara de fenómenos que podemos percibir; el Sol y la Luna son para ello nuestros imperfectos metrónomos. Por eso hay días, semanas, meses, años.

Agendas de papel, hojas de calendario colgado en la pared, fecha presidiendo la oficina del banco, el luminosos del autobús, el pie del objetivo de la cámara digital, el teléfono móvil, la barra de tareas del ordenador… marcas que rodean el número impreso y alarmas electrónicas que avisan de que tal día hay que hacer tal cosa, hay que ir a tal sitio, pasa tal o cual…

Semana de, Fin de semana, horario de trabajo, horario comercial, días de apertura, festivos, fecha de caducidad, consumir preferentemente antes de, días de vacaciones, días azules, días rojos, temporada alta, fecha abierta, vencimiento, plazo, vigencia…

Aniversario, cumpleaños, “Día de”, fiesta…

Celebrar, recordar, conmemorar…

Lamentar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: