SUEÑO EVAPORADO

Tuve un sueño que se evaporó.

Tuve una pesadilla de la que me rescató una sonrisa; mas la sonrisa terminó diluyendo mi vigilia en nuevos amargos sueños de desesperanza. Y cuando en éstos estaba, desperté a un maravilloso sueño adornado por la lluvia plateada.

Tal vez el sueño debía durar sólo el tiempo que la lluvia permaneciera en los charcos, antes de que el Sol, triunfante, la evaporara.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: