¡QUÉ AGUANTE!

Tuve una oportunidad entre un millón de ser feliz: La perdí.

La Felicidad se convirtió así en una entelequia similar a la riqueza, la comodidad o la inmortalidad.

La hormigas se hicieron envidiables… saben lo que tienen que hacer y no se preocupan por no conseguir lo que tienen que lograr.

¿Hormiga?… sí, esa que con el botín fresco a la espalda camina hacia el hormiguero y es pisada accidentalmente.

¿Abeja?… sí, esa que cargada de néctar se topa con el parabrisas del Volvo, Volkswagen, Hyundai, Suptamadre, Porsche, Seat, Audi, Chevrolet… ¡mcespm!

¿Caballo?… sí, el que, cabeza del Grand National, pierde a su jinete en el último obstáculo… llegas el primero y te comes una mierda…la tuya.

¿Perro?… ¿perrrrro qué dicessss?

Piolín… ése sí que se lo monta bien.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: