TODO O NADA

Morir tiene algo de “bueno”, no en el trance sino en el fin: dejas atrás el sufrimiento, desaparece de ti la tristeza, la añoranza, el desconsuelo por lo que pudo ser y no fue, por lo que fue y mejor que no hubiera sido, por lo que no fue y hubieras deseado que fuera… desaparece la frustración… desaparece el YO.

Pero tiene algo de “malo”…

Tiene de malo el dolor que inflinges a los que preferirían seguir teniéndote (aunque sean pocos) y cuesta hacer daño aun a costa de dejar de sentirlo.

Tiene de “malo”… que no puedes adquirir la consciencia de que, efectivamente, acabó lo malo.

Si pudieras convertirte en espectador divertido del hallazgo de tu cadáver… si palparas tus esquinas y “sintieras” que ya no sientes el dolor, la angustia, la agonía…

Pero no hay más que LO QUE HAY o NADA…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: