PAZ EN LA TIERRA A LOS HOMBRES DE BUENA VOLUNTAD

Éste es el mensaje más manido del periodo de fiestas que comienza con la llamada Navidad y acaba con el llamado Día de Reyes.

Cristianos de los cientos de confesiones existentes lo corean.

Musulmanes, budistas, hinduístas, judíos, etc. se apuntarían sin duda a tal expresión…

Pero… a la hora de la verdad, todos acotarían la frase insertando algo entre “hombres” y “de”, y así quedarían:

Paz en la Tierra a los hombres católicos de buena voluntad.

Paz en la Tierra a los hombres protestantes de buena voluntad.

Paz en la Tierra a los hombres ortodoxos de buena voluntad.

Paz en la Tierra a los hombres coptos de buena voluntad.

Paz en la Tierra a los hombres musulmanes de buena voluntad.

etc…

y al resto de los hombres (seres humanos) que les den morcilla…

Porque, en realidad, las religiones, que se vanaglorian de ser cauce para la hermandad, la paz… que inundan a sus fieles de mensajes de bondad…, son el principal factor de discordia, de distanciamiento… de odio.

En Belén, ciudad cercana a Jerusalén, hoy dependiente de la Autoridad Nacional Palestina, sitúa la tradición cristiana el nacimiento de Jesucristo. Ello no era tema de especial interés para los cristianos de los tres primeros siglos; pero, en la época del emperador Constantino, momento crucial en el que el cristianismo dejó de ser perseguido y se pusieron las bases de su conversión en religión oficial del Imperio Romano, por influencia de su madre Elena, el emperador promovió la búsqueda por la llamada Tierra Prometida de las reliquias y puntos de referencia del Jesús de los cristianos. Y entre otros de los lugares “designados” como puntos de referencia se señaló un lugar en la pequeña población de Belén donde presuntamente se produjo el nacimiento de Jesús. Allí se erigió una iglesia que después de 1.700 años ha terminado siendo la Basílica de la Natividad. El templo actual reúne a ortodoxos, armenios y católicos, que regentan partes de la citada basílica. Todos cristianos, todos lanzadores de mensajes de paz… hasta que una nimia cuestión sobre limpieza o sobre si pones el pie donde no debes, les lleva a liarse a palos entre ellos como sucedió el pasado día 27 de diciembre (noticia de ABC.com, noticia en El Universal, noticia en La Nación). Ya se sabe que todo se arregla hablando y que Dios Nuestro Señor da la razón al que la tiene…

Basílica de la Natividad en Belén. Curas repartiendo paz (Foto de EFE)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: