DÍAS SANTOS

Es cierto que las festividades que salpican el calendario en Occidente van perdiendo cada vez más su trasfondo significativo religioso, quedándose nada más con el sentido lúdico y vacacional. Sin embargo, sigue habiendo, lo cual, por otra parte, resulta lo más coherente y consecuente, fieles que viven de un modo litúrgico las fechas por las que discurrimos.

De nada nos vale entrar en el fondo del asunto. ¿Realmente alguno se plantea en serio el análisis histórico de los supuestos hechos que dan lugar a esto que se llama Semana Santa? ¿Serviría de algo demostrar la inconsistencia de la trama y de la conjunción de personajes del drama pascual?

Que el calendario debería distanciarse de cualquier adscripción religiosa es algo que quien esto escribe tiene muy claro. Una sociedad moderna, realista, pragmática, debería eliminar de sus celebraciones festivas cualquier vínculo con festividades religiosas. Si por razones laborales o comerciales, para establecer periodos de descanso en los calendarios escolares o cualesquiera otras razones, se determina que, además de los fines de semana, deben existir otros días de descanso, pues tómense fechas marcadas por acontecimientos puramente civiles.

Sí, ya sé que al final viene a dar igual.

Pero es que las fiestas asociadas a cuestiones religiosas me resultan vomitivas.

Claro, no renuncio a ellas, me da igual que me dejen descansar del trabajo un día al que llaman Viernes Santo; por las mimas que me importaría poco si también fuera no laborable el Yom Kippur o el Mawlid An-Nabi…. cuantas más fiestas, mejor. Supongo que es el mismo razonamiento que se hacen los musulmanes o judíos que vivan en países cristianos: no creo que quieran ir a trabajar en Navidad por aquello de que no es una celebración propia de su religión.

Pero, insisto, me revientan estas fiestas. Las Navidades son repulsivas, con esas hipócritas reuniones familiares, esos vanos deseos de felicidad para todo el mundo, incluyendo a aquellos que no soportamos… o de todo el mundo, incluso de aquellos que luego nos acuchillan por la espalda. Y estas otras… ¡pura teatralidad festivalera!, con esas plañideras de golpe de pecho que derraman las pocas neuronas que dedican al raciocinio con cada lágrima de apasionado lamento por la emoción de unas velas, de una escultura sadomasoquista y una saeta… o esos costaleros que se hipotecan con tal de llevar las andas y lloran porque llueve y no pueden salir… (¿no será que sus rezos no llegan a sitio adecuado y llueve a pesar de ellos… o que su dios está hasta las narices de hipocresías y no le gustan sus paparruchadas?)

Nada, nada, voy a pasar de ello. ¡Mira que me lo digo! ¡No te hagas mala sangre! ¡Déjalo estar!, pero, pero….

¿Alternativa a tomar el sol en la playa, películas sado-maso, fantasmas, Ku-klux-klan?... No, Semana Santa

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: