EXPRESIONES – XPRSIONES

SMS, es el acrónimo de “Servicio de Mensajes Cortos” en inglés (“Short Message Service“).

Lo de los acrónimos no es invento de la era digital y de los SMS, existen desde que se inventó la escritura. Tal vez la vagancia, o la sabia economía de medios, fuera la razón de su aparición. Porque, claro, no resulta lo mismo cincelar en una lápida “Requiescat In Pace” que “RIP”; 16 letras cinceladas una a una da trabajo… 5 veces más que 3 letras. Además, si cobras por letra grabada es obvio que el cliente preferirá que escribas RIP ya que todo el mundo entenderá lo que tales siglas quieren decir.

La epigrafía latina es un claro y rotundo ejemplo de la sabia utilización de acrónimos y abreviaturas que formaban parte de solemnes mensajes grabados sobre piedra, bronce, madera u otras superficies. Posteriormente muy distintos acrónimos y abreviaturas han estado presentes en las formas de expresión escrita, en los epigramas, carteles, títulos… Así, en la tradición cristiana, el monograma IHS ha identificado (a veces con una cruz sobre la H) el nombre de Jesucristo (el monograma procede de las tres primeras letras del nombre de Jesús en griego I+E+S, de Iesus, es decir, ΙΗΣΟΥΣ, en alfabeto griego, conservando la eta -H- pero cambiando la Sigma por S). Algunos de los acrónimos latinos asociados a la religión cristina han llegado a adquirir en sí mismos calidad y significación de palabras; tal es el caso de “INRI“, utilizado como sustantivo indicador de algo que aporta una nota de burla o afrenta (“para más inri“), por más que su origen esté en el cartel supuestamente colocado por los legionaros romanos en la parte superior de la cruz del martirio de Jesucristo, como acrónimo de “Iesus Nazareus Rex Iudaeorum”, o sea, “Jesús el Nazareno, Rey de los Judíos”

Pero no era ésta la disquisición en la que quería recalar sobre la cuestión de los acrónimos (siempre termino yéndome por los cerros de Úbeda… expresión castellana que daría lugar a otra disquisición en la que no voy a entrar). Mi motivación no es en sí la cuestión de los acrónimos sino la de “algunos” acrónimos de forma específica.

Los SMS (hoy habría que añadir también los “whatsapp“, los comentarios de Facebook, los “twits”…) son, como su propio significado indica, mensajes en los que la brevedad es esencial (más que nada porque si te pasas te cobran más), por lo que quien escribe procura economizar palabras. De esta manera, ha terminado por constituirse una codificación en la que abreviaturas y acrónimos han pasado a ser los reyes de la comunicación.

El problema es que a no ser que el contexto sea muy claro, alguno de esos acrónimos puede conducir a errores vitales y, en el mejor de los casos, a cierta confusión.

El propio acrónimo de SMS (casi ya también sustantivo identificativo de un tipo de comunicación: “mándame un esemese“) puede ser utilizado fuera de contexto con otras “acepciones”:

Así, SMS, en inglés, es también acrónimo de “System Management Server“, siglas utilizadas para servidores en redes informáticas. También identifica la Sega Master System, una videoconsola de Sega, e incluso hasta al Servicio Murciano de Salud, organismo encargado del sistema de prestaciones sanitarias públicas en la Región de Murcia.

En el mundillo de los mensajes cortos e instantáneos, existen miles de fórmulas en las que una palabra termina expresándose con unas letras y hasta con números o símbolos que solventan la cuestión de número de caracteres por mensajes. Así, por citar sólo un ramillete, podemos encontrarnos con expresiones (xprsiones) como

bss                                          besos
kdms                                      quedamos
mxo                                        mucho
sl2                                           saludos
wpo                                        guapo
ksa                                          casa
tb                                             también
100pre                                  siempre

…¡Vamos, de todo!. La cuestión está en que emisor y receptor estén sintonizados y éste entienda así lo que aquél le quiere transmitir.

Y no hay duda que en determinados mensajes el emisor quiere decir algo muy claro al receptor y que éste lo interpreta sin posibilidad de confusión… aunque, a lo peor, un observador externo tenga sus dificultades de interpretación.

Así, el acrónimo tq puede significar muy diversas “cosas”:

– Calidad Total (Total Quality)

– Acrónimo identificativo, según normativa de la IATA, de  Tandem Aero, una línea aérea de Moldavia (sí, esas letras que ponen delante del número de vuelo)

TQ Digital Entertainment, es un desarrollador chino de juegos para ordenador.

– TQ identifica también a Techniquest, un centro galés de ciencia y descubrimiento.

– TQ identifica también a Terrance Quaites, cantante americano.

– También es el acrónimo de Télé-Québec

– O de ThinkQuest, una plataforma en línea de resursos de formación.

– También de Titan Quest, un juego de acción

– Es además el código postal de Torquay, localidad inglesa del condado de Devon

– También significa Technical Query

– Es además el identificador del aeropuerto de Anguilla (no me preguntes por qué)

Enfín, no sé, una gran variedad de posibles significados… seguro que me he dejado alguno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: