CANCIONES

Que los pasos de la vida, transitando nuestra realidad, pueden jalonarse con canciones, no es novedad en las reflexiones que este escribiente va dejando en las paredes virtuales de su refugio.

Siete vueltas de la nave en la que estamos encerrados, alrededor del ardiente padre de la vida misma, quedan tachonadas con cuatro composiciones y media.

Las dudas, los temores, los miedos…

dieron paso a las evidencias; enemigos con los que luchar sin campo de batalla, sin armas… llevando a creer que era mejor conformarse con esperar y casi hasta compartir por no perder definitivamente…

Después, la súplica al Universo, viendo que… que compartir era nada y que mañana era nada…

Y tras abandonar la química, sentar las esquinas de eso que se viene en llamar alma, encajar el confín propio en las dimensiones de la nada y soterrar las profundas llagas eternamente sangrantes; sólo queda el dolor de tener la obligación  de decir un ¡basta! que no basta; porque las sinrazones y las razones son demasiado vastas…

… pero la consciencia de lo que los confines materiales del yo deben implantar; no evita derramar la sal que brota de la vista…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: