MIRARSE AL ESPEJO Y VER EL REFLEJO DE OTRO

(Ojo, artículo no apto para católicos acérrimos)

La Conferencia Episcopal Española ha puesto el grito en el cielo (y nunca mejor dicho), ante el hecho de que más del 50 % de los jóvenes españoles no conozca la figura de Jesucristo.

La verdad es que dice poco del sistema educativo hispano.

Independientemente de adscripciones ideológicas o religiosas, es lamentable que una figura trascendental en la historia de la Humanidad pase desapercibida para nadie, se esté o no de acuerdo con las doctrinas amparadas en su presunta predicación.

El asunto desvela una realidad que tiene su fundamento en un sistema educativo en el que para evitar el fracaso escolar se han rebajado tanto los contenidos que se ha vaciado por completo el saco de conocimientos que los escolares cosechan en sus años de escolarización. Lo peor es que el objetivo no se ha logrado y el fracaso escolar sigue a pesar de las facilidades (casi de regalo) para promocionar.

Se trataba, según se argumentaba, de cultivar las capacidades, es decir, de preparar a los individuos, con unas bases adecuadas de razonamiento verbal y numérico, para afrontar, en función de sus intereses posteriores, la asimilación de contenidos específicos en los niveles superiores de la educación. Efectivamente, aquellos que por sus circunstancias personales, familiares y sociales han sentido la llamada del conocimiento, habrán podido avanzar… en los márgenes de un cauce sapiencial estrecho, pero con algo que “llevarse a la boca”. Pero la comodidad, la indolencia, es mala consejera cuando no se siente la presión necesaria… o cuando no te han sabido pulsar el conmutador adecuado. En una sociedad con tantos reclamos para la diversión (televisión, videojuegos, redes sociales…) la alternativa entre estudiar la historia del siglo I o echarse una partida a Call-Duty tiene una elección muy fácil.

Claro que es lamentable que un joven no sepa quién era Jesucristo, ¿pero lo sabe un adulto por mucho que se haya pasado media vida en Misa? ¿lo sabe realmente un sacerdote? ¿lo sabe la Conferencia Episcospal?

Además, parece que el problema del hecho radica en que debido a ello la juventud se encuentre más perdida, como si conocer la figura les fuera a sacar de los problemas de identidad y de esperanza vital que aquejan a la juventud actual… ¡Claro, se trata de arrimar el ascua a la sardina propia!, de vender el producto… Eso sí, sin plantearse el grado de culpabilidad de la propia estructura de la Iglesia. Porque, vamos a ver, los jóvenes de hoy han estudiado en su mayor parte en centros académicos católicos o en centros públicos en los que, recordemos, la enseñanza de la Religión Católica era obligatoria hasta hace muy poco, con profesores elegidos por la propia Iglesia… ¡Qué mal lo han hecho que no han transmitido ni siquiera el conocimiento primigenio de su doctrina!

NO, no es lamentable que los jóvenes (y los adultos) no sepan nada de Jesucristo, es lamentable que no sepan quién fue Jesucristo, Buda, Mahoma o hasta John Smith; que no conozcan las doctrinas del islam, del cristianismo, del budismo, del hinduísmo, del taoísmo o hasta de la religión egipcia antigua, para que en un simple y sencillo análisis comparativo se dieran cuenta de que todas las religiones no son más que una suma de patrañas acondicionadas por intereses no siempre confesables, para mantener dominada a la gente. Como es lamentable que desconozcan cuestiones fundamentales de la Física, de la Geografía, de la Historia o de la actualidad… de la actualidad realmente trascendente para el devenir de la Humanidad, no de la actualidad de la vida de los famosos, famosillos o famosetes. Seguramente, cualquiera de los jóvenes que no conocen la figura de Jesucristo, tampoco conozcan quién fue Emiliano Zapata, Agustín de Iturbide, Alfonso X el Sabio o Julio César… pero seguro que conocen a Justin Bieber, a Lionel Messi o a Shakira.

El conocimiento es poder… y evitar el conocimiento de las masas da poder a los que lo detentan… por mucho que ellos sean tan ignorantes o más que sus víctimas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: