MIS CARTAS A DIOS (III). TOPOGRAFÍA

Muy Señor Mío:

Al hilo de mi última misiva, se me ocurre uno de los casi infinitos porqués. (nada más lejos de mi intención que hurtarte el monopolio de la infinitud).

Tuviste tiempo, mucho tiempo, todo el tiempo, para pensarte con calma qué es lo que querías hacer y cuál era el diseño más adecuado.

Entonces, ¿por qué narices, cuando diseñaste la estructura y distribución del cuerpo de los seres supuestamente destinados a alabarte, hiciste la chapuza de colocar “la zona de recreo” junto a las “cloacas“? (¿desorientación?)

No, es que esto tiene su importancia.

Resulta que las terminaciones nerviosas que proporcionan más placer al ser que se supone tú creaste y que, además, son las responsables de la perpetuación del ser creado, se encuentran en la zona más sucia. En el caso del macho, uno de los conductos de excreción sirve a la vez para “lanzar” ese 50 % de carga genética que hace que un nuevo ser sea concebido… eso sí, con un derroche de tres pares de narices, porque “lo” lanzado contiene millones de transportistas de la carga genética… pero sólo uno es el elegido (se ve que cuando ideaste el plan no había recortes ni restricciones de ningún tipo). Y en el caso de la hembra de la especie, no se te ocurrió otra que hacer confluir en un espacio de entre uno y tres centímetros, no más, las terminaciones de los conductos de excreción líquida, de excreción sólida y de recepción de aporte genético (y, además, periódicamente, de excreción de los restos del material sistemáticamente dispuesto para la procreación aunque no la haya)

No sé, se me antoja un cúmulo de guarrería.

¿No podías haber puesto en otro sitio más limpio los columpios?

¡Tela con el diseño inteligente!

Luego, encima, te empeñas en enviar revelaciones a tus santos acólitos para que nos digan que eso que tú has creado y que posiblemente tenga la poca salsa de la vida, no debe ser usado para conseguir la parte buena que proporciona sino única y exclusivamente para procrear (eso sí, buen número de esos transmisores de revelación se pasan por el forro de sus carpichos el mensaje y se dedican a dar mandanga de la buena a menores y mayores del mismo o distinto sexo)

Además, parece como si esta cuestión de darle gustillo a las partes relacionadas con cacas y pises fuera el vértice existencial de todo y el incumplimiento de lo ordenado respecto al correcto uso del asunto fuera mucho más importante que matar inocentes en masa, robar a espuertas a costa del bienestar de los menos favorecidos o hacer trampas para ganar el Tour el Francia.

No sé… no entiendo nada.

(Oye, Manolo; ¿tú crees que estarán llegando a su destino estas cartas? Es que no me contesta nadie?…. Ya, ya… ya sé que correos está muy mal…. ¿Y si mando correos electrónicos?… ¿o, mejor, un whatsapp?)

caj.ando

 

carta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: