ÍO SATURNALIA!

Ío Saturnalia!

Hoy es el decimosexto día antes de las kalendas de enero, o sea, el decimoséptimo de los días del mes de diciembre.

Comienzan las fiestas más importantes del año.

Han acabado las labores del campo, la cosecha y la siembra de invierno.

El Sol llega a sus días de menor permanencia sobre el horizonte.

Tras los duros trabajos, merecemos el descanso y la diversión.

¡Relajemos las labores de los esclavos! ¡Es más, cambiemos los papeles y dejemos que los esclavos por unos días sean servidos por sus amos!

¡Vayamos todos al banquete público, comamos y bebamos en honor al Sol! ¡Y luego solacémonos en casa con banquetes suculentos! (No te olvides, matrona, del dulce de miel con frutos secos con el haba seca en su interior para que, al que le toque, le coronemos)

¡Y disfrutemos de los festejos hasta la fiesta del Sol Invicto!

¡Hagámonos los regalos habituales en estas fiestas!

¡Adornemos nuestras casas con plantas rememorando los momentos del año en los que el Sol alimenta el crecimiento de los frutos de la tierra!

¡Adornemos con velas y lucernas nuestros hogares ahora que el Sol merma su luz!, ¡al menos hasta que el octavo día antes de las kalendas de enero vuelva a nacer el Sol, el “Dies Natalis Solis Invicti“!

Saturnalia

*** — ***

¡Pagano!

Yo voy ahora a sustituir esas tus fiestas por las mías. Como no tengo ni idea de qué día nació mi dios hecho hombre lo voy a celebrar el octavo día antes de las kalendas de enero, o sea, el día veinticinco de los que componen el mes de diciembre, ¡Hala!

navi

***__ ***

Pues yo, que soy celta, aunque me sume a celebrar lo del nacimiento del dios hecho hombre, no voy a renunciar a poner en mi casa un árbol adornado rememorando los momentos del año en los que están repletos de frutos y voy a seguir con lo de los regalos poniéndolos al pie del árbol.

LS018036

***___***

A ver, aquí hay que fomentar el negocio; yo, en representación de Coca – Cola voy a darle forma a la tradición de Santa Claus, San Nicolás o Papá Noel, va a ser un tipo gordo con cara de bonachón y barba blanca vestido de rojo y blanco y ya veréis cómo a partir de ahora, poco a poco, la imagen de mi gordo seboso repartidor de regalos se impone, le fundimos todas las tradiciones de los “regaladores” y con todo esto hacemos que la Navidad sea el principal chollo del año para los comerciantes.

no-é

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: