LA EDAD DE LA INOCENCIA

En 1993 Martin Scorsese firmó una de sus obras maestras: The age of Innocence (La Edad de la Inocencia), una poética recreación de la sociedad aristocrática neoyorquina del último cuarto del siglo XIX

– Nada que ver con la realidad norteamericana de entonces más allá de los Apalaches, tan reflejada en el mar del subgénero del western. –

Newland Archer (Daniel Day-Lewis) es un joven hijo de la aristocracia, prometido de May Welland (Winona Ryder), y encajado en el engranaje de suaves formas, de costumbres puritanas e hipocresías perennes, cuya estabilidad sentimental se ve alterada por la condesa Olenska (Michelle Pfeiffer), prima de su prometida y elemento disonante en las estructuras tras una parcial vida europea.

Newland elige lo que debe y forma con May la familia que le corresponde por mandato social de la encorsetada burguesía adinerada; pero no puede evitar el descontrol de las pasiones que Madame Olenska le hace desbordar. Se debate entre la enquistada realidad cotidiana de formalidad y el amor que no puede borrar.

Los años van marcando la piel y plateando cabellos, manteniendo las formas de lo que debe ser y dejando por imposible lo imposible.

Y sin morir lo que el corazón le impone, libre de compromisos, mantiene sin embargo la resignación de lo anhelado y no tenido aun cuando busque en la distancia el fantasma de un reflejo de mar de un pasado que podía haber sido distinto…

***

El largometraje obtuvo un Óscar, al Mejor Vestuario, de las cinco nominaciones que tuvo. Su ambientación, su cuidadísima escenificación, los detalles mínimos en el decorado, en cada elemento (desde un collar a un tenedor), sirven de suave oleaje en el que navegan los personajes con sus melodiosos movimientos y sus moduladas expresiones. La voz de Nuria Espert como narradora en la versión en español, añade un matiz aristocrático, en el mejor de los sentidos, que adorna más si cabe el film.

***

Una de las salas del Palacio de la Prensa de Madrid fue el marco en el que pocos días después de su estreno contemplé aquella película.

El frío de la noche del final del invierno al salir a la Gran Vía parecía querer prolongar el reflejado en las últimas escenas… y era marco de la conciencia de que, como en ellas, sentía que en mi futuro estaba condenado a experimentar sensaciones similares… y no sólo las del frío meteorológico. El tiempo se encargaría de confirmar que los sentimientos suelen ser más unívocos que compartidos y que cuando los crees ser tal suele ser sólo un espejismo. Aquella noche anhelaba desatar formalidades con la suavidad con la que Newland desabrochaba el guante de Ellen Olenska para besar su blanca muñeca y hundir mi vida en la sonrisa que me aprisionaba los sentidos.

No mucho después la vida pareció regalarme la propia vida en otros ojos… y hoy, traicionado por la misma vida, me veo como entonces veía a Newland: mirando a un balcón y cegado por el reflejo del sol invernal en sus cristales, sin poder ver la imagen añorada, y recogiendo velas para alejarme, dejando que el viento meza las hojas de los achaques en ciernes y conservando sólo las imágenes de unos labios  y un polo azul oscuro; de un cabello largo, una falda negra y unas medias negras; de una sonrisa enmarcada en una faz sin tiempo; de unos rizos negros temblando al decir lo que sólo yo, en un susurro nada más por mí escuchado, sigo diciendo; por más que me diga que es mejor dejar los cuatro recuerdos sólo en eso: en recuerdos… y el quinto en el trastero.

***

TRAILER OFICIAL DE LA PELÍCULA:

 

ESCENA FINAL:

 

EXCEPCIONAL MONTAJE CON UN FONDO IMPRESIONANTE: “UNA FURTIVA LÁGRIMA”, INTERPRETADA POR PAVAROTTI:

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: