DEMASIADO AMOR PUEDE MATARTE

postales-sanvalentin

Más la Leyenda que la Historia cuenta que un 14 de febrero del año 270, el emperador Claudio II el Gótico mandó ejecutar a un médico y sacerdote cristiano llamado Valentín que, contra la norma, casaba en secreto a legionarios romanos, que debían permanecer sin vínculos familiares mientras durase su servicio. Desde finales del siglo V comenzó a celebrarse la festividad de San Valentín y pronto se asociaron a la misma las celebraciones de “los enamorados”.

En 1969, sabedora de que el origen de la festividad tenía sus cimientos en hechos nada probados, la Iglesia suprimió la festividad… pero ya era tarde, la comercialización de la fiesta era ya imparable. Así, hoy, es una “festividad” puramente secular aunque lleve nombre de santo: es el “Día de San Valentín” o “Día de los Enamorados” y por extensión “Día del Amor“… puro interés comercial manoseando los sentimientos de la gente. Hay que regalar tarjetones de San Valentín: a un amigo, a un familiar… da igual; pero a ser posible hay que comprarlo mejor que hacerlo… Y, por supuesto, las “parejas” han de celebrar el día por todo lo alto… ¡No olvides, oh mortal, regalarle algo a tu amada, llevarla a cenar… algo especial… El Corte Inglés, Carrefour, cualquiera de los grandes almacenes te dará todas las ideas que quieras, te ayudará a elegir entre cientos de posibilidades para todos los bolsillos (mientras se vacíen sobre sus cajas cualquier aportación es buena)

Y como para muchos el amor se mide en condescendencia, en materialidad de flores, de joyas o tules, un olvido o un regalo poco afortunado estigmatizará hoy muchas relaciones y tal vez las rompa; por las mismas que otras parecerán cobrar alas de eternidad, aunque lo que las vista en este día sea la más absoluta de las hipocresías.

Así es que, hoy, ¡Felicidades a El Corte Inglés por la inmensa caja que engrosará sus arcas!  y ¡Felicidades incautos amadores de la nada!

Pero, cuidadín, porque el amor, el que no está mediatizado por la estulticia consumista, no es más que una enfermedad, una purulenta enfermedad que alimentada en exceso puede matar… en sentido figurado y en el más real, material y literal de los sentidos.

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: