SE ME PERDIÓ EL ALMA

Se me perdió el alma

una noche

que miraba las estrellas

y el vértigo

por el inaprehensible infinito

nubló convicciones aprendidas.

Una noche que la cara de la Luna

iluminó intuiciones

y vi reflejado el tiempo de la nada.

Una noche 

que el azabache

se reveló repleto de todo

entre inmensos espacios de nada.

Si la tenía,

se me perdió

aquel día,

aquella noche

que marchitaron creos

y se erizaron quieros,

cuando los sés comparados

me hicieron sentir del alma

añoranza y melancolía.

BA-20140526

uni

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: