SPAIN IS DIFFERENT

En la época de Franco, con Manuel Fraga Iribarne en el entonces Ministerio de Información y Turismo, se acuñó la expresión “Spain is different“. En ese momento, el eslogan buscaba vender eso que ahora se llama “marca España” en el exterior, fomentando el turismo a base de ensalzar aquellas características del paisaje, las zonas monumentales, las playas, etc. que sobresalían por su especificidad.

El tiempo y las circunstancias sociopolíticas han ido modificando el significado de la expresión y hoy sirve para rubricar las menciones a los aspectos de corrupción y en general al “casposismo” de determinados comportamientos y situaciones.

Pues ahora viene Su Majestad el Rey Don Juan Carlos I de Borbón y Borbón, materializa algo previsto en la Constitución como es la abdicación y se monta un guirigay festivo sin pies ni cabeza.

Una auténtica avalancha de chascarrillos cibernéticos ha ilustrado de mil formas el evento, haciendo de él algo festivalero, cómico, hilarante. La mofa ha sido generalizada desde pocos minutos después del anuncio (lo cierto es que la institución monárquica se ha hecho merecedora a pulso de la mofa, la befa y la descalificación).

Además, el poder de convocatoria de las redes sociales ha motivado una movilización de miles de personas que en la tarde del día de la abdicación (2 de junio) se han concentrado en plazas de toda España en apoyo de la República.

Esta propuesta no sólo me parece legítima sino que en sí misma resulta lo más coherente con las necesidades orgánicas de España. Pero me resulta absurdo que se pida con los argumentos y los planteamientos que se ha hecho en algunos sectores. Cualquier ocasión es buena para que los ciudadanos expresen sus inquietudes, y la de que España se constituya en República es una opción, insisto, no sólo legítima sino conveniente.

Pero la Constitución está para algo. Una sociedad debe tener referentes que la regulen y estructuren. No referentes inamovibles, pero sí marcos sobre los que amparar el juego democrático. Si el ordenamiento jurídico en un estado de derecho es ninguneado, nada será respetado.

Reclamar la instauración de la República al grito y lema de “Referéndum ya” sigue la misma línea de necio procedimiento que el soberanismo catalán. El marco legal del Estado no ampara tal cosa; pero sí prevé la posibilidad de cambiar ese propio marco dentro de él.

La Constitución de 1978, Título Preliminar, Artículo 1, Punto 3, dice que “La forma política del Estado español es la Monarquía parlamentaria“, desarrollando después los distintos aspectos de la institución monárquica en el Título II, en el que el Artículo 57 incluye la prelación en la sucesión y remata diciendo que “las abdicaciones y renuncias y cualquier duda de hecho o de derecho que ocurra en el orden de sucesión a la Corona se resolverán por una ley orgánica

El Título X, sobre la Reforma de la Constitución, en su Artículo 168 dice:

1. Cuando se propusiere la revisión total de la Constitución o una parcial que afecte al Título preliminar, al Capítulo II, Sección 1.ª, del Título I, o al Título II, se procederá a la aprobación del principio por mayoría de dos tercios de cada Cámara, y a la disolución inmediata de las Cortes.
2. Las Cámaras elegidas deberán ratificar la decisión y proceder al estudio del nuevo texto constitucional, que deberá ser aprobado por mayoría de dos tercios de ambas Cámaras.
3. Aprobada la reforma por las Cortes Generales, será sometida a referéndum para su ratificación.

 

Es decir, que la propia Constitución que establece como uno de sus pilares la Monarquía, prevé el procedimiento para impartirse a sí misma la cicuta o el harakiri y diseñar un nuevo marco jurídico.

La España surgida de la llamada Transición aprobó por amplia mayoría la actual Constitución: más de 15.700.000 votos afirmativos, el 88,54 % de los votos válidos emitidos, con una participación del 67,11 %

Los españoles de hoy tienen derecho a cambiar; pero deben hacerlo en el marco legal en el que vivimos…

Bueno, calla, que va a resultar que no hemos evolucionado nada y nos vamos a pasar por el forro de los caprichos la Constitución y sin aprender nada de la Historia nos vamos a embarcar en las aventuras sin hoja de ruta.

Sí, Spain is different, nos pitorreamos de lo mundano y lo divino y nos liamos la manta a la cabeza por un quítame allá esas pajas.

Una sociedad moderna, responsable, respetuosa, expresaría sus inquietudes con claridad y si hubiera unos partidos políticos responsables, limpios, coherentes, transparentes (lamentablemente no es el caso) se canalizarían esas inquietudes, sin dar nada por supuesto (hoy hay medios de sobra para sondear la opinión popular), articularían un cambio radical de esta sociedad crecientemente desestructurada para solucionar de una vez la secular crisis territorial y las cuestiones esenciales sobre el diseño del Estado.

solrep

 

One Response to SPAIN IS DIFFERENT

  1. Pingback: MOÑARQUÍA VS REPÚBICA (2) | ¿COGITO, ERGO SUM?

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: