CARTAS A NINGÚN LUGAR… A NINGUNOS OJOS

Los inviernos fluyeron a primaveras y los otoños fructificaron en veranos.

Las imágenes fueron mares y las cartas del pasado fueron presentes sin mensajes.

Y el futuro fue un “no sé” que “supe” sin “saber”

La hiedra se durmió y soltó el pie que me tendía en la nada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: